Edición Especial No. 5-2006
Salus cum propositum vitae

CG01. TRISOMIA PARCIAL DE 3q21 Y MONOSOMIA X, RESULTADO DE UNA TRANSLOCACIÓN (X;3)

Aguayo-Vazquez LA1, Robles-Ayala Y1, Villalba ME2, Sánchez-Anzaldo FJ3, Aizpuru-Akel VE1.

1 Laboratorios Clinigen SA de CV. 2  I.S.S.S.T.E.P. 3 Laboratorios clínicos de Puebla. lufrey1@hotmail.com

Introducción. La mayoría de las aneuploidias dobles reportadas que involucran un cromosoma X y un autosoma, son mosaicos bajos para la trisomia del autosoma (1), las monosomias y trisomias generadas involucran a los cromosomas completos (2,3). Las trisomias parciales de un autosoma producto de una translocación con el cromosoma X son muy raras (4). La trisomia parcial del brazo largo del cromosoma 3 ya está caracterizada y tiene como característica principal malformaciones como Dandy-Walker, sin embargo, cuando ésta se genera por la translocación con un cromosoma X las manifestaciones pueden ser muy diferentes debido a la inactivación del X y su efecto en el autosoma (5).

El presente trabajo es un reporte clínico de una trisomia 3q, producto de una translocación (X;3).

Material y método. Examen clínico, tomografía axial computada de cerebro, cariotipo en células de sangre periférica y bandeo GTG.

Resultados. Los datos clínicos relevantes fueron: femenino de 9 años de edad con retraso psicomotor, acidosis tubular distal renal, talla y peso bajos (1.15 m y 18 kg). Tomografía axial computarizada de cerebro normal sin malformaciones del tipo Dandy-Walker. El cariotipo del propositus reveló un mosaico 45,X [8]/46,X,der(X) t(X;3)(p21;q25)[42] con una línea con monosomia del cromosoma X y otra línea con monosomia parcial de Xp21-pter, además de trisomia parcial del brazo largo 3q25-qter.

Conclusiones. Las manifestaciones clínicas observadas difieren con respecto a las esperadas como el síndrome de trisomia parcial 3q, probablemente debido a los procesos de inactivación del cromosoma X ya que puede afectar a los autosomas con los que está translocado (5).

Bibliografía.

1 Schubert R, Eggermann T, Hofstaetter C, von Netzer B, Knopfle G and Schwanitz G (2002) Clinical, cytogenetic, and review of the literature. Am J Med Genet A. 110 (2) : 278-82.

2 Niessen RC, Jonkman MF, Muis N, Hordijk R and van Essen AJ (2005) Pigmentary mosaicism following the lines of Blaschko in a girl with a double aneuploidy mosaicism: (47,XX,+7/45,X). Am J Med Genet A. 137 (3) : 313-22.

3 Hansson K, Poelma WM, Zondervan HA and Leschot NJ (1998) Low-level mosaicism for both trisomy 15 and mosomy-X in amniotic fluid cells confirmed in fetal tissues. Prenat Diag. 18 : (9) : 975-8.

4 Petkovic I, Barisic I, Bastic M, Hecimovic S and Bago R (2003) Paternal origin of der(X) t(X;6) in a girl with trisomy 6p and unbalanced t(6;10) mosaicism in her mother. Am J Med Genet A 120 (2) : 266-71.

5 Lyon MF (1998) X-chromosome inactivation spreads itself: effect in autosomes. Am J Hum Genet. 63 (1) : 17-19.

CG02. DELECIÓN 3q26.3 ASOCIADA A BLEFAROFIMOSIS, PTOSIS Y EPICANTO INVERSO

María de la Luz Ayala-Madrigal1 , Ma. Guadalupe Domínguez2, Manuel Díaz2,3, María de Lourdes Ramírez-Dueñas2

 1Instituto de Genética Humana- Universidad de Guadalajara, 2CIBO-IMSS, 3Doctorado en Genética Humana-Universidad de Guadalajara   ayama1624@yahoo.com.mx

Palabras clave:deleción 3q26, blefarofimosis, epicanto inverso

Introducción. El síndrome de blefarofimosis, ptosis y epicanto inverso (BPES) es causado por mutaciones en el gen FOXL2 localizado en 3q23 (1). Por otra parte, deleciones y duplicaciones en la región 3q2 se han asociado con malformaciones oculares (2, 3).

El objetivo de este trabajo es el reporte de un paciente con blefarofimosis, ptosis y epicanto inverso que presenta deleción de 3q26.

Material. Muestras de sangre periférica para el análisis de cromosomas.

Métodos. Se realizó exploración física del paciente. El estudio citogenético incluyó cariotipo convencional y el análisis de los telómeros de 3q por hibridación in situ fluorescente (FISH).

Resultados. Se estudió un lactante menor derivado por anomalías craneofaciales. Producto de padres sanos, no consanguíneos, que niegan antecedentes de similarmente afectados. A los dos meses de edad presentó talla y peso bajos para su edad y sexo, hipertricosis generalizada, hipotonía. Su facies peculiar, por hipertricosis frontal con sinofridia, los arcos de las cejas en pico, con distribución de los folículos pilosos hacia arriba, ptosis palpebral, blefarofimosis y epicanto inverso, el puente nasal deprimido y ancho, la pirámide nasal de base amplia, la punta nasal y la columnela anchas, las narinas antevertidas, el filtrum ancho y borrado, arco de cupido bien formado, labios delgados, las comisuras labiales orientadas hacia abajo, la cavidad oral sin hipertrofia gingival. En extremidades superiores se aprecia pliegue único transverso. En inferiores, ambos pies con talón prominente. El cariotipo fue 46,XY,del(3)(q26.3)[20] y por FISH se observaron los telómeros 3q normales. Los padres tuvieron cromosomas normales.

Fig. 1. Paciente con deleción 3q26.3. Notese facies peculiar con hipertricosis, sinofridia, arcos de cejas en pico, blefarofimosis, ptosis palpebral y epicanto inverso.

Conclusiones. Se presentó un paciente con deleción 3q26.3 y anomalías craneofaciales que indican la presencia de BPES. Dado que el gen causante de este síndrome, FOXL2, se localiza en 3q23, se explicaría el fenotipo en este paciente por un efecto de posición o porque genes nuevos relacionados con BPES están localizados en 3q26.3. Sin embargo, el paciente muestra datos clínicos adicionales a BPES lo que pudiera representar un síndrome de genes contiguos. Entre los datos adicionales se considera a la sinofridia, recientemente se reportó una microdeleción de 0.5Mb en 3q26.31 y una translocación compleja en una paciente con sinofridia entre otras alteraciones clínicas (4), lo que permite establecer que existe al menos un gen para sinofridia en 3q26.3 y que además se refuerza la posible presencia de un síndrome de genes contiguos en nuestro paciente.

Bibliografía.

1. On Line Mendelian Inheritance in Man. Blepharophimosis, Ptosis and Epicantus Inversus; BPES. http:\\www.ncbi.nlm.nih.gov/OMIM

2. Male A, Davies A, Bergbaum A, FitzPatrick D, Mackie Ogilvie C, Berg J. (2002). Delineation of an estimated 6.7 MB candidate interval for an anophtalmia gene at 3q26.33-q28 and description of the syndrome associated with visible chromosome deletions of this region. Eur J Hum Genet 10(12):807-812.

3. Ounap K, Ilus T, Bartsch O. (2005). A girl with inverted triplication of chromosome 3q25.3-q29 and multiple congenital anomalies consistent with 3q duplication syndrome. American J Med Genet 134(4):434-438.

4. Borg K, Stankiewick P, Bocian E, Kruczek A, Obersztyn E, Lupski JR, Mazurczak T. (2005). Molecular analysis of a constitutional complex genome rearrangement with 11 breakpoints involving chromosomes 3, 11, 12 and 21 and a approximately 0.5 Mb submicroscopic deletion in a patient with mild mental retardation. Hum Genet sep 14;1-9.

CG04. REPORTE DE TRISOMÍA PARCIAL DEL BRAZO CORTO DEL CROMOSOMA 9(pter-p13) EN DOS HERMANOS

Vicente Cruz-Méndez, Esther P. Fenton-Navarro.

Servicio de Genética, Hospital General “Dr. Aurelio Valdivieso” SSA. Oaxaca, Oax.

snivix@yahoo.com

Trisomía Parcial 9p

INTRODUCCION: La trisomía 9p es una alteración cromosómica poco común, descrita por primera vez en 1970 por Marie Odile Rethoré, a la fecha existen documentados alrededor de 200 casos que generalmente son debidos a una translocación cromosómica reciproca balanceada heredada de algunos de los padres, otros casos son debidos a cambios espontáneos “de novo”, temprano en el desarrollo embrionario que ocurre por razones desconocidas. Esta caracterizada generalmente por retraso mental, malformaciones craneofaciales y malformaciones esqueléticas, la gravedad de las manifestaciones clínicas depende del tamaño de la región implicada del cromosoma 9p.

MATERIAL Y METODOS:

Caso 1. Paciente masculino de 4 años de edad, producto de la GI.  Peso: 15 kg  Talla 98cm. Peso y talla en PC 3 para 4 años. Normocéfalo, puente nasal alto y ancho, epicanto bilateral, telecantus, fisuras palpebrales hacia abajo, ojos hundidos, filtrum corto y aparente cicatriz en labio superior. Tórax, abdomen sin datos anormales, genitales externos masculinos normales. Extremidades: en manos clinodactilia bilateral, pliegue transverso palmar bilateral y braquidactilia. Hipopigmentación de piel y pelo. Presenta retardo psicomotriz, no controla esfínteres.

Caso 2. Paciente Femenino de 2 años producto de la GII. Peso: 10 800 kg  Talla 79cm. Peso y talla debajo de PC 3 para 2 años. Normocefalo, puente nasal alto, y ancho epicanto bilateral, telecantus, fisuras palpebrales hacia abajo, ojos hundidos, tórax  abdomen sin datos anormales, genitales externos femeninos normales. Extremidades: en manos clinodactilia bilateral, pliegue transverso palmar bilateral y braquidactilia. Hipopigmentación de piel y pelo. Retardo psicomotriz.

Se solicita Tamiz metabólico, TAC y se toma muestra de sangre para Cariotipo

RESULTADOS: Se realizo análisis cromosómico en linfocitos de Sangre Periférica por técnica citogenética convencional y bandas GTG. determinando un cariotipo 46,XY,add(17)(q25) y cariotipo 46,XX,add(17)(q25) en ambos casos respectivamente, estos resultados sugirieron la realización del estudio citogenético a los progenitores, el padre tuvo un cariotipo normal y la madre revelo translocación reciproca balanceada 46,XX,t(9:17)(p13;q25) por tal motivo se pudo determinar que el origen del cromosoma presente en ambos niños, pertenecía a un cromosoma 17 derivativo producido por una segregación adyacente I materna y se pudo reportar de forma exacta los cariotipos:

Caso I : 46,XY,der(17)t(9;17)(p13;q25)mat  

Caso II: 46,XX,der(17)t(9;17)(p13;q25)mat  

El Tamiz metabólico es normal y la TAC revelo  Atrofia Cortico - subcortical que ocasiona Ventriculomegalia, además de Hipoplasia de Cuerpo Calloso. 

CONCLUSIONES. Se reporta una correlación clínica-citogenética correspondiente a Trisomía Parcial 9p caracterizada por la duplicación del segmento o región pter-p13 del cromosoma 9 y que como lo pudimos comprobar es debida a una translocación reciproca balanceada materna, cuyo riesgo de recurrencia encontrado en la literatura varia de 2 a 15%, y que sin embargo en estos pacientes se manifestó de forma recurrente.  Los datos clínicos del síndrome dependen de las regiones implicadas, en la bibliografía describen que la región 9pter-p21, esta asociada a características craneofaciales leves y defectos esqueléticos raros, mientras que la región 9pter-p11, se asocia con las características típicas descritas de esta entidad como en estos pacientes.

Como planes futuros es importante continuar el estudio cromosómico en los demás miembros de la familia para detectar portadores y realizar estudio a primo hermano con RPM y talla baja para poder ofrecer un asesoramiento genético adecuado.

BIBLIOGRAFÍA :

1.- Centerwall, WR, Miller, KS, Reeves LM. (1976) Familial partial 9p trisomy: Six cases and four carriers in three generations. Journal of Medical Genetics. 13: p57-61.

2.- Muñoz, M, Fernández, JL, Puente, A. (2004). Trisomy 9p. Report of two new cases. Anales de Pediatría. 61(4): p336-339.

3.- Kenneth, J Lyons. (1997). Chromosomal Abnormality Syndromes. Smith’s Recognizable Patterns of Human Malformation. Saunders Company. USA  pag. 50-53

4.- Therman, E, Susman, M. (1993). Structurally Abnormal Human Autosomes. Human Chromosomes: Structure, Behavior, and Effects. Springer-Verlar. USA, pag. 265, 266, 273-282.

5.- Van Ravenswaaij -Arts, C, Van der Looij E, Smeets, D. (1999). Trisomy 9p: a clinical picture and the importance of examining the family. Ned Tijdschr Geneeskd. 143(13): p682-6  

CG05. ESTUDIO CITOGENETICO DE UNA FAMILIA, A PROPOSITO DE UN RECIÉN NACIDO CON MALFORMACIONES MULTIPLES PRODUCTO TRISOMICO Y MONOSOMICO PARCIAL DERIVADO DE UNA TRANSLOCACION RECIPROCA MATERNA

Guevara-Yañez R1-2, Gómez-Arteaga GM1. 1Servicio de Genética UMAE en Ginecología y Obstetricia, Luis

Castelazo Ayala, IMSS. 2Laboratorio de Análisis Clínicos y Citogenéticos “Biogen”. México .D. F. E-mail robertg@att.net.mx  Palabras clave: Trisomía 10q, citogenética molécular, cromosoma derivativo.

Introducción. El antecedente de pérdida gestacional recurrente (PGR) en parejas en edad reproductiva debe ser estudiada por un grupo multidisciplinario integral de especialistas en salud reproductiva que contemple un panel de estudios de gabinete y de laboratorio, que brinde a los pacientes el consejo y manejo adecuado para solucionar su problema. Un grupo importante de los mismos presenta alteraciones en su material genético como son las translocaciones recíprocas, estas pueden producir gametos desbalanceados que dan origen a productos con trisomías parciales o monosomías parciales que comprometen su viabilidad o su calidad de vida cuando llegan a nacer y predisponen PGR. El Servicio de Genética forma parte del abordaje multidisciplinario integral y exige una adecuada valoración clínico genética, sustentado con el apoyo imprescindible de un laboratorio de citogenética clásica y molecular para conocer la causa de infertilidad, PGR o productos malformados, a fin de evaluar el riesgo de recurrencia y proporcionar el asesoramiento genético adecuado. En este trabajo, se realiza un estudio clínico-citogenético y citogenético-molecular a una familia, a proposito de un recién nacido con múltiples malformaciones que fallece en las primeras horas de vida.

Material. Se analizan los cromosomas de linfocitos obtenidos por punción cardiaca del propósito que tenia unas horas de nacido y falleció.

Métodos. Los cromosomas se observan por técnica habitual y técnica bandas GTG. Esta metodología se empleo posteriormente en muestras de los padres e hijos del caso índice en donde además se realiza hibridación in situ fluorescente (FISH) pintado cromosómico rojo para el cromosoma 12 en muestras materna y del producto que falleció.

Resultados. El cariotipo del propósito reveló una translocación en la parte q de un cromosoma 12, donde las bandas translocadas correspondían a la parte q de un cromosoma 10 dando simultáneamente una deleción termina del cromosoma 12. Al notarse lo anterior se les realiza cariotipo a los progenitores encontrando que la madre es portadora de una translocación 10, 12 se realiza cariotipo a los dos hijos que tiene la pareja y la hija presenta la misma translocación materna. El cariotipo del propósito presenta una formula cromosómica 46,XY, der(12), t(10;12)(q22;q24.3) mat, el cual es trisómico 10q, monosómico 12qter. El cariotipo materno y de la única hija fue el siguiente (fig 1), 46,XX, t(10;12)(q22;q24.3) el cariotipo del padre y del otro hijo varón fue normal. El FISH en el material del bebe y de la madre es congruente con lo reportado por citogenética clásica.

Conclusiones. El propósito fue producto de una segregación adyacente 1 materna, en la literatura mundial analizada por nosotros no se ha informado de algún caso con los sitios de ruptura que observamos en este paciente (1,2,3,4,). Es importante detectar a los portadores de translocaciones balanceadas para proporcionarles un adecuado asesoramiento genético en cuanto al riesgo de recurrencia. Cualquier dependencia de asistencia hospitalaria debe contar con un grupo multidisciplinario integral y la infraestructura de laboratorios adecuados para brindar un servicio de excelencia al paciente.

 

Bibliografía.

1.- Klep-de Pater JM, Bijlsma JB, France HF de,Leschot NJ, 1979 Mia Duijndamvan den Berge M, Van Hemel JO. Partial trisomy 10q. Hum Genet;46:29-34.

2.- Miller O J y THerman E. 2001, Human chromosome. Ed, Springer  E U A. 13:187-202.

3. Mitsufuji et al. 1999. “Partial 10q trisomy with partial 12q monosomy. Archives of Disease in childhood 77:528-529.

4.- Taysi K, Yang V, 1983. Monaghan N, Beraha N. Partial trisomy 10q in three unrelated patients. Ann Genet, 26:79-85.

CG06. AUSENCIA DE CORRELACION FENOTIPICA EN UNA PACIENTE CON ESTUDIO CITOGENETICO PRENATAL DE TRISOMIA 21.

Dora Gilda Mayén M, Mónica Aguinaga, Javier Castro, Guadalupe Razo, José Luis Saucedo. Departamento de Genética. Instituto Nacional de Perinatología, Ciudad de México. dgmayen@aol.com

Trisomía 21, Translocación, marcadores ultrasonográficos.

Introducción. La presencia de marcadores ultrasonográficos para cromosomopatía es una indicación para realizar estudio citogenético prenatal. La trisomía 21 es una de las aneuploidías más frecuentemente reportadas, causada generalmente por la presencia de un cromosoma extra del par 21, sin embargo, se ha observado que la mayoría de las características fenotípicas son causadas por la presencia de la banda 21q22 en triplicado.

Caso clínico. Paciente femenina, de 26 años de edad, Gesta III, PI, AI con antecedente de un hijo que presentó muerte neonatal temprana secundaria a presencia de cardiopatía y atresia duodenal. En su tercera gesta se le realizó ultrasonido de alta definición en el cual se encontró feto con imágen de doble burbuja. Por los antecedentes y el hallazgo ultrasonográfico se realizó amniocentesis para cariotipo fetal con resultado de Trisomía 21 regular. Al nacimiento se corroboró la atresia duodenal y se encuentró únicamente diástasis de rectos abdominales y de 1º y 2º ortejos bilateral así como hipotonía generalizada. El  ecocardiograma fué  normal.

A la recién nacida se le realizó cariotipo en sangre perférica con bandas GTG y estudio de FISH con sonda completa y secuencia única para el cromosoma 21 (WCP21/LSI21), encontrando 4 y 2 señales respectivamente. Posteriormente a la madre se le realizó estudio de FISH en sangre  para todos los cromosomas (chromoprobe multiprobe system) observando 3 señales para los cromosomas 20 y 21 con lo que se estableció que la madre era portadora de una translocación recíproca balanceada con una fórmula cromosómica: 46,XX,t(20;21)(p11.2;q22.1).

Se completó el estudio de la recién nacida con sonda WCP 20/ WCP 21, la cual presentó además de la translocación, un cromosoma derivativo 21 extra, con cariotipo:  47,XX,t(20;21)(p11.2;q22.1) + der (21).

Conclusiones. La paciente heredó un complemento balanceado de la madre seguido por una no disyunción en la segunda división meiótica lo que originó una trisomía parcial de los cromosomas 20 y 21. La ausencia de correlación clínica fue importante para el estudio integral de esta paciente y con este resultado fue posible brindar un adecuado asesoramiento genético a la madre.

Bibliografía.

1.Avramopoulos D, Kennerknecht I, Barbi G. 1997. A case of apparent trisomy 21 without the Down's síndrome phenotype. J Med Genet 34: 597-600.

2.Korenberg JR, Kawashima H, Stefan-M P. 1990. Molecular definition of a region of chromosome 21 that causes features of the Down syndrome phenotype. Am J Hum Genet 47:236-246.

3.Jackson JF, North III ER, Thomas JG. 1976 Clinical diagnosis of Down síndrome.Clin Genet 9:483-487.

4.Gardner RJ, Sutherland G. 2004. Chromosomal abnormalities detected at prenatal diagnosis. EnChromosomal abnormalities and genetic counseling.Motulsky A, Oxford University Press, NY, EUA. 392-434.

5. Kosaki R.2005.Refining chromosomal region critical for Down síndrome related Herat defects with a case of cryptic 21q22.2 duplication.Congenit Anom (Kyoto) 45(2):62-64

6.Lee J.2005. Down síndrome with pure partial trisomy 21q22 due to a paternal insertion (4;21) uncovered by uncultured amniotic fluid interpahse FISH. Am J Med Genet A.132(2):206-208.

7. Ehling D: 2004.Mild phenotype in two unrelated patients with a partial deletion 21q22.2-q22.3 define by FISH and molecular studies. Am J Med Genet A 131(3): 265-72

8.Modi D.2003. Down síndrome: a study of chromosomal mosaicism. Reprod Biomed Online 6(4): 499-503

9. Toyoda A.2002. Comparative genomic sequence análisis of the human chromosome 21 Down síndrome critical region. Genome Res 12(9): 1323-32

10. Forster-Gibson CJ. 2001.Cryptic duplication of 21q in an individual with a clinical diagnosis of Down syndrome.59(6):438-43.

CG07. ESTUDIO CITOGENÉTICO EN PÉRDIDA GESTACIONAL DEL PRIMER TRIMESTRE. CRITERIOS CLÍNICOS Y CITOGENÉTICOS

Ricardo Meléndez-Hernández, José L. Saucedo-Hernández, Noemí Rojas-Anrrubio, Dora G. Mayén-Molina.

Unidad de Genética. Hospital Ángeles de las Lomas. Huixquilucan, Edo. México. geneticalomas@aol.com

Aborto primer trimestre, Estudio citogenético.

Introducción. La frecuencia de pérdidas gestacionales del primer trimestre clínicamente reconocidas se estima en 15%, de éstas por lo menos el 47% presentan alteraciones cromosómicas. El propósito del estudio fue describir los resultados obtenidos en el estudio citogenético de tejido de aborto del primer trimestre y establecer la relación entre la selección adecuada del tejido, su procesamiento y la interpretación de resultados.

Material y Métodos. El tejido de aborto se colocó en medio de cultivo con antibiótico, el tejido se procesó por disgregación enzimática y explante. Posterior a la adherencia celular y formación de colonias, se procedió a la cosecha para la obtención de cromosomas y bandas GTG. El análisis se realizó en 25 células de por lo menos dos cultivos primarios.

Resultados.  Durante el período comprendido del 1de agosto de 2003 al 16 de agosto de 2005, se enviaron a la Unidad de Genética 100 muestras de tejido de aborto, el rango de edad gestacional fue de 7 a 12 semanas. De éstas 6 no presentaron crecimiento; en el resto el tiempo de entrega de resultados fué de 4 a 41 días. Cincuenta y siete fueron normales y 37 muestras (39%) fueron anormales: 34 alteraciones numéricas y 3 alteraciones estructurales en  mosaico (t13;14, der4, duplic.en tandem18q23).

De los 57 casos normales, 49 (86%) presentaron una fórmula cromosómica 46,XX y ocho 46,XY. De los 37 anormales 19 (51%) presentaron al menos un cromosoma Y. Del total de estudios analizados, 11 presentaron un polimorfismo cromosómico, en uno de los casos se presentó en mosaico dicha variante cromosómica.

Conclusiones. El estudio cromosómico en tejido de aborto debe considerarse como parte del estudio integral en parejas con pérdida gestacional con el fin de proporcionar un pronóstico reproductivo a la pareja y una explicación al evento de pérdida. Existen diversos factores que intervienen en el éxito del  estudio citogenética y por lo tanto los resultados obtenidos permiten proporcionar un adecuado asesoramiento genético a la pareja. Algunos de estos factores son:

a) El tiempo que tiene el tejido sin vitalidad, b) Las condiciones de la toma de muestra y su conservación, c) La adecuada selección del material de análisis, d) Las condiciones y el tiempo del cultivo, e) Las condiciones clínicas periconcepcionales y del primer trimestre del embarazo.

Bibliografía.

1.Gardner RJ, Sutherland G. 2004. Gametogenesis and conception, pregnancy loss, and infertility. En: Chromosomal abnormalities and genetic counseling.Motulsky A, Oxford University Press, NY, EUA. Pág.363-372.

2. Simpson JL, Elias Sh. 2003. Genetics of pregnancy loss. En: Genetics in Obstetrics and Gynecology.Simpson JL, Elias Sh. WB Saunders. Philadelphia, EUA, Pag.101-132.

3. Quian WP: Citogenetic study of 1780 cases of spontaneous abortion.2005. Zhong Nan Da Xue Xue Bao Yi Xue Ban 30(3):258-260.

4. Learman LA. 2005. Abortion attitudes of pregnant women in prenatal care. Am J Obstet Gynecol 192(6): 1939-45;discusión 1945-7

5. Menasha J. 2005.Incidence and spectrum of chromosome abnormalities in spontaneous abortions: new insights from a 12-year study. Genet Med 7(4):251-263.
6. Nikitina TV.2005. A mathematical model for evaluation of maternal cell contamination in cultured cells from spontaneous abortions: significance for cytogenetic análisis of prenatal selection factors. Fertil Steril 83(4): 964-72
7. Lescoat D.2005. Fluorescent in situ hybridization (FISH) on paraffin-embedded placental tisúes as an adjunct for understanding the etiology of early spontaneous abortion. Prenat Diagn. 25(4): 314-317
8. Marton T.2003. Fetal examinations of first trimester abortions. Orv Hetil 144(24): 1185-98.

9. Vorsanova SG.2005. Evidence of high frequency of chromosomal mosaicism in spontaneous abortions revealed by interphase.  J Histochem Cytochem . 53(3): 375-80

10. Pal'tsev MA.2004. Morphological characteristics of chorion in spontaneous abortions of chromosomic etiology. Arkh Patol.66(6):11-16.
11.Nagaishi M .2004.Chromosome abnormalities identified in 347 spontaneous abortions collected in Japan. J Obstet Gynaecol Res30(3):237-41
12. Hogge WA.2003. The clinical use of karyotyping spontaneous abortions. Am J Obstet Gynecol. 189(2):397-400; discusión 400-402.

13. Greenwold N. 2003Relationship among maternal serum endocrinology, placental karyotype, and intervillous circulation in early pregnancy failure.Fertil Steril. 79(6): 1373-9.

CG08. EVALUACION DE LA DURACION DEL CICLO CELULAR EN UN PACIENTE CON SINDROME SECKEL

César Eduardo Monterrubio-Ledezma, María Isabel Cervantes Luna, María del Rocio Iñiguez Rodríguez, Lucina Bobadilla Morales, Jorge Román Corona Rivera, Alfredo Corona Rivera.

Laboratorio de Citogenética, Genotoxicidad y Biomonitoreo, Instituto de Genética Humana Dr. Enrique Corona Rivera, Departamento de Fisiología, Centro Universitario de Ciencias de la Salud, Universidad de Guadalajara. lucinabo@cucs.udg.mx

Palabras clave: ciclo celular, síndrome Seckel, intercambio de cromátidas hermanas

Introducción. El síndrome de Seckel (SS) se ha propuesto como un síndrome de inestabilidad cromosómica (1). Este grupo nosológico comparte características genéticas como talla baja, retardo en el crecimiento, inmunodeficiencias, riesgo alto a padecer cáncer y una etiología autosómica recesiva. También se incluyen defectos en las vías de reparación del DNA y consecuentemente rompimientos espontáneos o inducidos e inestabilidad cromosómica (2). Se ha propuesto que la inestabilidad cromosómica en este síndrome se puede relacionar con alteraciones en el ciclo celular (1).

Material. Se realizó la medición de la duración del ciclo celular en un paciente con síndrome de Seckel y  control pareado por edad y sexo. Se realizó cultivo de linfocitos para intercambio de cromátidas hermanas de 60 hrs. Utilizamos PB-Max (GIBCO),  PHA y 5´-BrdU (SIGMA)  (5mg/ml) añadida 24hrs posteriores a la siembra. Se obtuvieron cromosomas, se prepararon  laminillas de forma rutinaria, La tinción diferencial se llevó a cabo con el método de Perry y Wolf para observación al microscopio en campo claro.  

Métodos. La cinética de la proliferación celular fue medida mediante el método llamado tiempo de generación promedio (AGT) por tinción diferencial de cromatides hermanas extendidas en cultivos tratados con 5´-BrdU, propuesto por Ivett and Tice (1982),  para determinar la duración del ciclo celular y obtener el Índice de Replicación (RI) tomando en cuenta el porcentaje de células en metafases obtenidas según el  tiempo de incubación. RI = (1 x %M1 + 2 x %M2 + 3 x %M3/100). AGT = tiempo de incubación  después de la exposición a la 5´-BrdU / RI (3).

Resultados. Se encontró un AGT de 27.7 hrs en el paciente y de 39.3h en el control en cultivos de 60 hs. (fig. 1).

Conclusiones.

La duración del ciclo celular en el paciente con Seckel respecto al control muestra disminución lo que pudiera representar una falla en la reparación del DNA que no se repara adecuadamente lo que acortaría el ciclo celular y posiblemente se acumulen las mutaciones y conduzcan a apoptosis. Aparentemente las diferencias en la duración en los ciclos celulares pueden presentarse en el síndrome de Seckel.

Fig. 1. ICH de  paciente con SS y su control. A. cultivo y cosecha de Rutina. Se demuestran los ciclos celulares B. Primer ciclo, C. Segundo ciclo. D. Tercer ciclo celular.

Agradecimientos

Al Programa de Incorporación Temprana a la Investigación (PITI) convocatoria 2004, de la Universidad de Guadalajara haciendo este trabajo posible y al ingeniero Troyo Sanromán R. por su colaboración en el análisis estadístico.

Bibliografía.

1. Bobabilla-Morales L., Corona-Rivera A., Corona-Rivera J.R., Buenrostro C., García-Cobián T.A., Corona-Rivera E., Cantú-Garza J.M. and García-Cruz D. 2003. Chromosome Instability Induce In Vitro UIT Mitomycin C in Five Seckel Syndrome Patients. Am. J. Hum. Genet.123A:148-152

2. Casper A.M., Durkin S.G., Arlt M.F., Glover T.W. 2004. Chromosomal Instability at Common Fragile Sites in Seckel Syndrome. Am. J. Hum. Genet. 75:654-660

3. Palma V., Tudón H., Buentello L., Nava S., Ostrosky P. and Salamanca F. 1993. Methods for analysis of cellular kinetics in PHA-stimulated blood lymphocytes using BrdU incorporation. A comparative study. Mutation Research, 286: 267-273.

CG09. TRISOMÍA PARCIAL 1q32→qter POR UNA t(1;12)(q32;p13)pat

Partida-Pérez Miriam, Durán-González Jorge, Domínguez-Quezada Ma. Guadalupe, Dávalos-Rodríguez Ingrid P., Becerra-Solano Luis E., Rivera Horacio.

CIBO-IMSS. Doctorado de Genética Humana. mrm2@hotmail.com

Trisomía parcial 1q.

Introducción. Se han descrito >80 casos de trisomía parcial 1q, la mayoría resultantes de una segregación desbalanceada de una translocación recíproca parental. Los pacientes con trisomía parcial de todo o casi todo 1q presentan graves malformaciones viscerales y del sistema nervioso central que determinan una pobre sobrevida postnatal. En cambio, las trisomías relativamente pequeñas y distales tienen un mejor pronóstico de vida (1), aunque también se ha sugerido que la expresión fenotípica es independiente del tamaño del segmento duplicado (6). La trisomía parcial 1q32→qter se ha descrito en 17 ocasiones, sea en forma pura o impura, heredada o de novo (2, 3, 5, 6). El objetivo de este trabajo es comparar clínica y citogenéticamente un paciente con duplicación 1q32→qter respecto a casos semejantes reportados previamente.

Reporte de caso. El paciente es el segundo hijo de una madre de 30 años G:3 P:1, A:1 de un padre no consanguíneo también de 30 años. El embarazo estuvo complicado por amenaza de aborto en el 1er. trimestre y fue resuelto por cesárea a las 36 semanas; el peso al nacer fue 2,925 gr. El hermano mayor falleció a las 4 semanas de vida extrauterina (VEU) y presentaba pabellones auriculares displásicos, cardiopatía, polidactilia, dedos alargados y criptorquidia. No se realizo cariotipo. La EF del propositus a los 15 días de edad mostró hipertricosis generalizada, frente estrecha y prominente, blefarofimosis, fisuras palpebrales oblicuas hacia abajo y afuera, nariz con puente ancho, hemangioma en lóbulo y narinas hipoplásicas, filtrum largo, pabellones auriculares displásicos, micro-retrognatia, cuello con piel redundante, implantación baja de cabello en nuca, pectum excavatum, separación amplia entre pezones, hepatomegalia de 3cm. por debajo del reborde costal, criptorquidia unilateral, desviación radial bilateral de manos, sindactilia cutánea en manos, pliegue palmar único, limitación de la extensión en codos y rodillas, y separación amplia entre 1° y 2° dedos de los pies e hipertrofia congénita del píloro. Falleció a los 4 meses de VEU.

Análisis citogenético. Se realizó análisis cromosómico de cultivos linfocitarios con bandeo GTG, tanto al propósito como a sus padres y abuelos paternos.

Resultados. El cariotipo del paciente fue 46,XY,der(12)t(1;12)(q32;p13) [16] (Fig. 1A). La madre presentó un cariotipo normal mientras que el padre y el abuelo fueron portadores de una translocación balanceada 46,XY,t(1;12)(q32;p13) [16] (Fig. 1B ).

Conclusiones. Las características clínicas presentes en al menos 5/10 pacientes con trisomía parcial pura o impura de 1q32®qter son fisuras palpebrales antimongoloides, blefarofimosis, pabellones auriculares displásicos, puente nasal ancho, cardiopatía, dedos alargados, vida media corta, frente prominente y separación amplia entre pezones. Por lo tanto, sí se puede establecer un patrón fenotípico para la trisomía 1q32→qter, en el cual las variaciones entre los pacientes podrían atribuirse a diferentes puntos de ruptura o a un desbalance cromosómico concomitante. De las 6 translocaciónes desbalanceadas que implican trisomía 1q32qter, 5 resultaron de una segregación adyacente 1 y sólo una de segregación 3:1 (trisomía terciaria), observación consistente con diversos análisis de segregación de translocaciónes recíprocas (4)

fig 1. Cariotipos parciales con bandas GTG. A) Complemento  del paciente mostrando el derivativo 12 que implica  trisomía 1q32→1q44. B) Complemento  del padre, portador de  la t(1;12)(q32;p13).

Bibliografía.

1. Barros-Núñez P., Sánchez-Corona J., Rolón A., Medina C., García-Ochoa A.C., García-Cruz M.O., Nazará Z., García-Cruz D. De novo dir dup (1)(q3200→q4200) in an adult. Further delineation of the pure 1q trisomy síndrome. Ann Génet 1989; 32: 97-101

2. Broadway DC., Lyons CJ., McGillivray BC. Anterior Segment Dysgenesis and congenital glaucoma associated with partial trisomy of chromosome 1 (1q32-qter). J AAPOS 1998; 2:188-190.

3. De Grouchy J, Turleau C. 1q Trisomies. Clinical Atlas of Human Chromosomes, 2 ed. John Wiley. New York, NY. 1984; 5-7.

4. Miller O.J., Therman E. Chromosome Structural Aberrations. Human Chromosomes. Mc.Neill F. Springer. New York, NY. 2001; 239-46.

5. Nowaczyk M.J., Bayani J., Freeman V., Watts J., Squire J., Xu J. De novo 1q32q44 duplication and distal 1q trisomy syndrome. Am J Med Genet A. 2003, 15;120: 229-33.

6. Rehder H., Friedrich U. Partial trisomy 1q. Clin. Genet. 1979; 15: 534-40.

CG11. TRISOMÍA 8 CONSTITUCIONAL: PRESENTACIÓN DE UN CASO.

         Norma Alejandra Vázquez-Cárdenas1, 2, Ma. Guadalupe Domínguez2, Fernando Pavel González Ibarra3, Ernesto Dueñas3, Salvador Velarde-Félix3, Verónica J. Picos-Cárdenas3, Horacio Rivera2, María de la Luz Ayala-Madrigal1. 1Instituto de Genética Humana- UdeG, 2CIBO-IMSS, 3Hospital General de Culiacán, Servicio de Salud de Sinaloa.

alita200180@yahoo.com.mx

Palabras clave: trisomía 8 constitucional, mosaicismo, variabilidad fenotípica

Introducción. La trisomía 8 constitucional ocurre en ~1/25,000 nacimientos y representa el 12% de las trisomías autosómicas en abortos espontáneos (1). La mayoría de los casos que sobreviven presentan cariotipo en mosaico con una línea normal. El fenotipo es variable: desde anomalías congénitas múltiples y retardo mental hasta fenotipo normal (2). Es más frecuente en hombres que en mujeres (5:1) (3). La trisomía 8 adquirida se observa en neoplasias y es la aberración numérica más frecuente en leucemia mieloide aguda (2).

El objetivo de este trabajo es la presentación de un paciente con trisomía 8 constitucional en mosaico.

Material. 3 ml. de sangre periférica para el análisis de cromosomas.

Métodos. Se realizó exploración física del paciente y se analizó el cariotipo en 48 metafases con bandas GTG.

Resultados. Se presenta un paciente masculino de 13a 7m de edad y retraso en el desarrollo psicomotor, quien fue producto del 6º embarazo de padres sanos y no consanguíneos; su peso al nacimiento fue de 3,300 g. Actualmente su talla es de 139 cm (< percentil 3), peso de 34,500 g, y PC de 52 cm (percentil 10–25). El paciente presentaba hábitus dolicoestenomélico, facies larga con ptosis palpebral, punta de la nariz bulbosa, filtrum largo, labio inferior prominente y evertido, micrognatia, pabellones auriculares con antehélix prominente, pterigion colli, pectum carinatum, escoliosis dorso-lumbar, criptorquidia bilateral, limitación a la pronosupinación de antebrazos, cúbitus valgus, manos con camptodactilia,  pierna izquierda con extensión limitada y ausencia de rótula, y pies con surcos plantares profundos, aumento de la separación entre el 1er. y 2do. dedo y sindactilia entre el 2do. y 3er. dedo. La exploración radiográfica mostró hemivértebra entre L3 y L4, costilla accesoria derecha en C7 y agenesia del cuerpo calloso visible por TAC. El cariotipo fue mos47,XY,+8[46]/46,XY[2].

Fig. 1. Paciente con trisomía 8 constitucional en mosaico. A: Facies larga. B: Manos con camptodactilia. C: Pies con aumento de la separación entre el 1er. y 2do. dedo. C: Acortamiento y ausencia de rótula en la extremidad izquierda.

Conclusiones. Se presentó un paciente con retraso psicomotor y malformaciones esqueléticas, con el 95% de linfocitos con trisomía del cromosoma 8 y sin alteraciones hematológicas. En este caso como en otros donde se presentan mosaicos cromosómicos no es posible establecer una correlación entre la proporción de células trisómicas y la gravedad del fenotipo, pero sí se puede sugerir que la trisomía se originó tempranamente en un cigoto de cariotipo normal porque se conoce que los linfocitos con trisomía 8 tienden a disminuir con la edad y en este paciente la línea normal corresponde solo al 5%. Se propone el monitoreo (incluyendo biometría hemática) de los pacientes con trisomía 8 constitucional sin manifestaciones hematológicas debido al riesgo de desarrollar neoplasias, en particular malignidades hematológicas.

Bibliografía.

1. Hendson W, Levin SE, Govendrageloo K, Hunter V. (2003) Multiple cardiac abnormalities in a case of non-mosaic trisomy 8. Cardiovasc J S Afr 14(3):138-40.

2. Hasle H, Clausen N, Pedersen B, Bendix-Hansen K. (1995). Myelodysplastic syndrome in a child with constitutional trisomy 8 mosaicism and normal phenotype. Cancer Genet Cytogenet 79(1):79-81.

3. Wisniewska M, Mazurek M. (2002). Trisomy 8 mosaicism síndrome. J Appl Genet 43(1):115-118.



Revista de la Facultad de Salud Pública y Nutrición
Ave. Dr. Eduardo Aguirrre Pequeño y Yuriria ,
Col Mitras Centro, Monterrey, N.L. México 64460
Tels. (8)348-4354, 348-6080, 348-6447
respyn@uanl.mx