Edición Especial No. 5-2003
Salus cum propositum vitae

SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA Y DEMOGRÁFICA DEL ADULTO MAYOR EN LA ÚLTIMA DÉCADA

Lic. Nut. Hilda Irene Novelo de López, MSP. Facultad de Salud Pública y Nutrición, Universidad Autónoma de Nuevo León, Monterrey Nuevo León, México. hinovelo@hotamil.com

Se consideran adultos mayores a los de más de 60 años para los que viven en los países en vías de desarrollo y de 65 años a los que viven en países desarrollados( acuerdo en Kiev, 1979,OMS). En 1994 la OPS ajustó la edad de 65 y mas para considerarlo adulto mayor.

En los últimos treinta años del siglo XX la dinámica demográfica se modificó por el intenso descenso de la fecundidad y por consecuencia la estructura de las edades de la población. Es tiempo en que el mundo comienza su destino demográfico al envejecimiento; ahora, la preocupación por el cambio poblacional apunta a considerarlo como uno de los problemas socioeconómicos mas trascendentes del siglo XXI.

Los países desarrollados continuaron su transición de la mortalidad y de la fecundidad, envejeciendo aun más su población. Los países en desarrollo aceleran su transición de mortalidad y principia lentamente la fecundidad, rejuveneciendo su población hasta 1970 de este año hasta el fin del siglo continúa la transición de la mortalidad y se intensifica la baja de la fecundidad, iniciando un proceso de envejecimiento. Los países con bajo desarrollo tienen condiciones muy diferentes: a partir de 1950 se observa el comienzo de su transición de la mortalidad con notable velocidad en los últimos 30 años del siglo. Su alta fecundidad permanece constante y hasta el 2000 empieza a rejuvenecimiento.

De esta forma los tres conjuntos de países se transformaron sus factores demográficos en tiempos y ritmos diferentes. No obstante, continuaron conservando profundas desigualdades en los niveles sociodemográficos según su grado de desarrollo.

Por lo tanto la población de México pasa actualmente por una fase avanzada de la transición demográfica y se aproxima gradualmente a la última etapa. De acuerdo a las proyecciones vigentes del Consejo Nacional de Población (CONAPO), se espera que la transición demográfica de nuestro país se haya completado a mediados del presente siglo. Los habitantes pasarán de casi 100millones en el 2000 a más de 130 millones en el 2050, pudiéndose identificar dos claras diferencias. La primera, de la población infantil y juvenil (0 a 14 años) a la senecta, donde el decremento de 13.8 millones en los primeros se equipara a casi el incremento de 14.1 millones en quienes tienen 65 a 75 años de edad. Segunda, de los individuos de las primeras diecinueve edades activas ( 15 a 33años) a la población de las siguientes diecisiete edades laborales ( 34 a 50 años), donde ahora la pérdida de 8.59 millones de los más jóvenes se ve prácticamente compensada con la ganancia de 8.86 millones de los más viejos. Los adultos mayores presentarán el crecimiento demográfico más dinámico. Su monto se multiplicará casi siete veces al aumentar de 4.8 a 32.4 millones e incrementará su participación de 4.8 a 24.6%, es decir que dentro de 50años, uno de cada cuatro mexicanos pertenecerá a la tercera edad. El proceso de envejecimiento se puede resumir en la duplicación de la edad mediana de la población de nuestro país: de 23.2años en 2000 a 46.3 años en el 2050. La vida media aumentaría de 75.3 años( 73.1 para hombres y 77.6 para mujeres) en la actualidad a 83.7años ( 82 y 85.5, respectivamente) dentro de medio siglo.

En el año 2000 la población mundial reunía el 29.9% en edades infantiles y el 6.9% en edades avanzadas; al año 2050 el grupo infantil disminuirá al 21% y el de 65 y más se incrementa notablemente a 15.6%. En síntesis, el próximo medio siglo el envejecimiento del mundo se representará con un aumento de 1,041millones de habitantes de 65 años y más, de los cuales 14% corresponden a países desarrollados, 77% en vías de desarrollo y solo el 9% a los de bajo desarrollo.
Social y económicamente se requerirá un cambio gradual en el perfil de recursos físicos y humanos en la educación, la salud y el empleo.

El mayor impacto social y probablemente económico del envejecimiento, se desprende de los cambios en el estado de salud que conlleva1. Los factores determinantes y condicionantes de la salud del adulto mayor son los siguientes.
Ø A nivel individual : género, edad, economía, educación, nutrición y co-morbilidad
Ø Intermedios: familia, servicios, médico-sociales, pobreza, empleo, vivienda, políticas de vejez.
Ø Remotos: políticas de población, desarrollo, urbanización, migración y patrones culturales.
El estado de salud de la población de edad avanzada en su conjunto, tiene un peso específico que recae en el sistema de salud en mayor o menor grado en función de la eficiencia de éste. En tal contexto de la interdependencia, más que los eventos agudos, es la morbilidad crónico degenerativa y sus consecuencias no letales, en particular de la dependencia.

Las principales causas de morbilidad en mayores de 65 años en la actualidad son las afecciones cardiovasculares, las complicaciones de la diabetes, los traumatismos ( en particular las fracturas), la enfermedad cerebro-vascular y las neumonías2. Poco se conoce la participación de las afecciones como las alteraciones de la nutrición ( en particular de la obesidad), la demencia y la depresión, por carecer de un adecuado registro. Sabemos sin embargo, que no menos de 2 millones de mexicanos adultos mayores en el presente3 sufren un estado de dependencia funcional y que afecciones como la demencia son al menos igualmente prevalentes en nuestro país que en otros más avanzados en la transición epidemiológica.4

Las primeras cinco causas de muerte de mayor a menor importancia en 1999 fueron: diabetes, infarto, enfermedades pulmonares, insuficiencia cardiaca y neumonía. Éstas representaban el 34.8% del total de muertes de 65 años y más. Es importante señalar que en 1990 el infarto ocupaba el primer lugar y la diabetes el segundo, cambiando el orden casi 10 años después.2
De acuerdo con un análisis, el costo de los servicios de salud por el IMSS a los adultos mayores constituyó 19.4% del ingreso total del Instituto y del 26% de sus gastos en 1997.5
Por ejemplo de las dos enfermedades crónicas prioritarias en el IMSS: la diabetes y la hipertensión arterial, representaron un número total de casos atendidos en personas de edad de 280 mil en 1996 y de 670 mil en el 2000. Se anticipa un incremento de casos de 1.1millones en el 2010 y de 1.5millones en el 2020.

La encuesta sobre Salud, Bienestar y Envejecimiento (SABE)6 confirma la hipótesis sobre la fuerte dependencia de los adultos mayores al apoyo que reciben de sus familiares , por lo que el efecto del inminente descenso de la fecundidad plantea serias interrogantes para el futuro de esa población.
Los adultos con menor nivel de estudios residían, con o sin pareja, con sus hijos casados.
Las personas sin pareja que residen con hijos casados y otros familiares y no familiares, son las que muestran un mayor grado de deterioro, 40%.

El futuro es incierto. Los países con menores niveles de desarrollo, que conforman gran parte de la población mundial, 80% en el 2000 y 87% en el 2050, en los pasados cincuenta años no se resolvieron en su totalidad las carencias básicas de las generaciones que se han ido incorporando a diferentes etapas de su vida bajo regímenes sociodemográficos y políticos cambiantes. Esta gran población se enfrenta , desde ahora y cada vez con mayor rapidez, el proceso de envejecimiento que modificará la oferta de recursos humanos y la demanda de bienes y servicios


Referencias
Demos, Carta demográfica sobre México 2001, Instituto de investigaciones sociales UNAM; Fondo de publicación de las Naciones Unidas; INEGI.
1. Roberto Ham, Luis M. Gutierrez-Robledo. "El envejecimiento demográfico en México: importancia económica,social y política" Eds. México, Panamericana, 2001
2. SSA,1999. Morbilidad hospitalaria según causa de egreso. Sistema Nacional de Salud.
3. Luis M. Gutiérrez Robledo, "Relación entre el deterioro funcional, el grado de dependencia y las necesidades asistenciales de la población envejecida en México"Eds. SOMEDE,CRIM,UNAM,1998
4. Luis M. Gutiérrez Robledo, Actas Del 17th World congress of the Internatioanl Associattion of Gerontology, Vancouver, julio 2001
5. Sandra Reyes. " population Ageing in the Mexican Institute of Social Security: Health Policy and Economic Implications. México, FUNSALUD/IMSS, 2001.
6. OPS/OMS, INSAD, INEGI, SSA y COLEF. Base de datos de la encuesta sobre Salud, Bienestar y Envejecimiento (SABE) en el área metropolitana de la ciudad de México, levantada en 1999.
Arturo Lozano Cardoso. Introducción a la Geriatría. 2 edición, Méndez Editoriales; México 2000.
R. Rodríguez, et.al. Geriatría.Mc. Graw Hill Interamericana, 2000.

 



Revista de la Facultad de Salud Pública y Nutrición
Ave. Dr. Eduardo Aguirrre Pequeño y Yuriria ,
Col Mitras Centro, Monterrey, N.L. México 64460
Tels. (8)348-4354, 348-6080, 348-6447
respyn@uanl.mx